IFL

FOCO SALESIANOS FC

FOCO SALESIANOS FC

El colegio es la etapa más linda que vive una persona antes de entrar al mundo de los adultos: las fiestas, las clases, los paseos escolares, los actos de fin de año, entre otras cosas, hacen especial este proceso. Sin embargo, lo que lo hace imprescindible, es que en el colegio conoces a tus compañeros, esos que se vuelven tus amigos y llegas a considerarlos hermanos, parte de tu mundo, de tu vida y de tu familia. Esto es Salesianos FC, la historia de un grupo de compañeros de colegio que llevan casi 30 años juntos, y hace 17 comparten dentro de una cancha de fútbol.

Un grupo de compañeros del emblemático Liceo Salesianos Alameda, que se conocieron en el año 1991, y que se graduaron en 1994, decidieron, nueve años después, crear un equipo de fútbol. Sin embargo, este grupo siempre se mantuvo unido a través de un lazo irrompible de amistad, siendo el deporte rey un factor importante para hacer que estos compañeros de curso, hoy sean familia.

Diego Flores, fundador, delegado y jugador de la serie Súper, nos cuenta que el club nació en el 2003, y dos años después llegaron a nuestra Liga, de la cual nunca se han ido: “En unas vacaciones decidimos en conjunto hacer un equipo y jugar en una liga. Partimos jugando en otro lado, y en el 2005 llegamos a la Liga Internacional debido a un contacto con un equipo amigo y que nos dijeron que la Liga es buena, de grato ambiente y que se pasa bien”.

Por recomendación del club Guanacos FC, equipo histórico de nuestra Liga, Salesianos FC logró llegar a nuestra Liga Internacional IFL: “Antes de formarnos como equipo, había un grupo que ya venía jugando fútbol. Ahí estaba Raúl Guerra, que trabajaba con un jugador de Guanacos FC y siempre le comentaba sobre la Liga, y nos dijeron que nos fuéramos a dar una vuelta para ver que tal y nos gustó. Nos llamó la atención y nos pareció entretenido el hecho de que la temática era de equipos de distintos países, aparte el ambiente es de buena onda”, y agregó que: “En este Liga es primordial el tercer tiempo y el juego limpio, y así lo entienden los demás equipos”.

El nombre “Salesianos FC”, se debe, obviamente, al colegio en donde estudió este grupo de compañeros, sin embargo, en sus inicios en el fútbol tuvieron que traer amigos y conocidos que no tenían relación con esta casa estudiantil. Además, Diego nos dice que también han llegado jugadores que también son ex alumnos Salesianos, pero de Concepción y Valparaíso.

Cuando arribaron a Liga Internacional IFL en el año 2005, llegaron con una sola serie, y recién en el 2018 se creó la categoría Súper: “Hace dos años creamos las dos series, ya que la base del equipo tenía la edad lista para ser Súper, y justo los mejores jugadores del equipo en ese momento eran Senior, entonces era injusto para ellos tener que cargar con los viejitos”, nos dice entre risas.

En cuanto al balance del año pasado, Diego Flores es sincero y nos dice que fue bien complicado para ambas series: “Los Senior venían de campeonar y los Súper estuvimos en la pelea, pero ya en el 2019 se vino es desbarajuste en las dos series, y tuvimos que hacer un trabajo de reordenamiento buscando gente comprometida y que de verdad quiera ser parte del equipo. Nuestro objetivo el año pasado fue asentar al club y prepararlo para lo que es este 2020”, declaró. Si bien los resultados no lo reflejan, Flores nos aclara que se solidificó un buen grupo para los Súper, y esperan con ansias que esta pandemia provocada por Covid-19 termine para poder volver a jugar.

A pesar de terminar en la décima posición del Clausura 2019, la serie Súper de Salesianos FC necesitaba conformar un equipo comprometido, por lo que para este 2020, las aspiraciones son más altas: “El objetivo es estar entre los cinco primeros. Creemos que hemos hecho el gasto, pero tenemos que ir partido a partido. Más que los resultados, lo más importante en una liga es el compromiso, y eso es lo que queremos ver. Algunos son más impetuosos y dicen que van por el campeonato, pero yo trato de ser un poco más conservador e ir paso a paso”, señala Flores.

Siendo muy honesto, Diego señala que el panorama con los Senior es bien complejo, con decir que en enero de este año no sabían si podrían contar con la serie: “El año 2018, los Senior salieron campeones invictos; ascendimos a Serie Premier, pero los rivales fueron más difíciles y descendimos. Ahí la serie sufrió la partida de la mitad del equipo. Los jugadores más importantes dieron un paso al costado, algo que no comparto, ya que no solo hay que estar cuando se gana”. A partir de esto, Flores obtuvo una lección que muchas veces se da en el fútbol y valora el esfuerzo de los jugadores que sí se quedaron: “Aquí no hay figuras, los que se fueron no tenían el espíritu de Salesianos que es ser parte de un grupo de amigos que juega a la pelota. Los jugadores que quedaron, hicieron el gasto para no retirarnos a mitad de año y se logró. Este año, el compromiso es competir, es lo mismo que hicieron los Súper el año pasado; ahora estamos bien justos de plantel, pero andamos en la búsqueda de jugadores que sean comprometidos. El objetivo a crear una base sólida para competir”.

Diego también es honesto en decir que los momentos más difíciles fueron después de salir campeones, ya que se acostumbraron a ganar pero los resultados posteriores eran negativos, dando pie a los egos y recriminaciones, además de encontrar el problema en factores externos: “A veces un jugador no rinde lo mismo que el campeonato anterior, el técnico puede apostar mil veces por el mismo equipo y no cambia la estrategia, el hecho de salir campeones nos pone una presión grande para el siguiente campeonato porque ahora todos los equipos te quieren ganar. Lo más difícil es mantenerse en el éxito. Son muchas cosas las que pueden significar un bajo rendimiento, pero no creo que todo se confabule contra nosotros, por eso creo que siempre será un problema interno”.

Finalmente, Diego nos comenta sobre la esencia del equipo, que tiene sus bases arraigadas en ese grupo de alumnos del Salesianos Alameda que salieron en 1994, y que nunca han perdido contacto: “Hay compañeros que no juegan fútbol y aun así van a vernos a jugar. Yo creo que lo más importante acá es que todos somos súper distintos, estudiamos en un colegio que no hacía diferencias y formamos la amistad en la adolescencia, una etapa que es muy sana y desinteresada. Nos conocemos, sabemos de dónde venimos, conocemos a los papás de los compañeros, hemos vivido el proceso de juventud y adultez juntos, nos conocemos bien cada uno. No hay barreras, no hay envidia, no hay lucas, no hay barrio, solo hay una amistad muy honesta y comprometida”, nos dice.

“El club es la extensión deportiva de la gran familia que tengo de compañeros de fútbol, es la justificación para verlos y es lo que me hace levantarme más temprano que el resto de los días. Es saber de muchos de ellos y practicar fútbol que es lo que más me gusta”, asevera Diego, quien a pesar de todas las dificultades que ha tenido el club, está más firme que nunca con este grupo.

Salesianos FC es la prueba de que las amistades del colegio perduran. Muchos jugadores son padrinos de los hijos, otros son testigos en matrimonios, los hijos de cada jugador son los sobrinos del resto. Este equipo, a pesar de que los resultados a veces no han acompañado, tiene una consolidación que logra ser más fuerte que cualquier resultado, y es la unión, la amistad y la hermandad, o si se le quiere dar otro nombre, podría ser el que nos dijo Diego: “Es familia”.

Deja un comentario

Cerrar menú