IFL

FOCO SURUBA

FOCO SURUBA

Un club de fútbol, en su objetivo principal, siempre se encuentra ser campeón. Sin embargo, ese no es el techo y solo algunos lo entienden de esa manera. Suruba, club formado en el año 2002, fue fundado por jugadores de países sudamericanos, y así lo indican sus siglas: “Sur”, que es por Chile al ser del cono sur de esta región del mundo, “Uru” por Uruguay, “B” por Brasil y “A” por Argentina. Este equipo, desde sus inicios, ha entendido que el gran motivo es nunca dejar de crecer, tanto en los resultados futbolísticos, en lo dirigencial, y también en lo social.

Desde sus inicios ha sido parte de Liga Internacional IFL, y en la actualidad cuenta con tres series: Junior, Súper y Golden. Uno de los fundadores del equipo es Eduardo Fuentes, “El Mágico”, un uruguayo que llegó precisamente el 2002 a nuestro país y de ahí siempre ha estado ligado a Suruba: “Éramos un grupo de amigos que nos gustaba el fútbol, nos gustó el ambiente en la Liga y así estamos ya varios años. Tenemos buenas series, nos consolidamos con una Personalidad Jurídica y ha sido una buena evolución para el equipo, y hoy, esto ya pasó a ser una familia. Esto trascendió y no es solo juntarse los domingos a jugar a la pelota”, nos cuenta el charrúa.

Otro de los grandes impulsores que tiene Suruba es Cristian Salfate, quien llegó el año 2015 en calidad de DT, para en ese momento, la que era la serie Senior, consiguiendo un inédito bicampeonato para el club, coronándose tanto en el Apertura y Clausura de aquella temporada. En la actualidad, es Coordinador General de Suruba, encargándose de que cada serie tenga un entrenador, busca jugadores y se preocupa de todos los detalles en pos al funcionamiento del equipo: “Somos un club que maneja un reglamento interno para mantener el orden, y eso es lo que nos ha llevado a ser una de las escuadras más potenciales, porque somos unidos, compartimos con todos, siempre está el asado, y aceptamos todo tipo de jugadores”, dice Salfate.

A pesar de tener más de 15 años de existencia, este club encaminó un gran sendero de la mano de Daniel Benavides, Presidente de Suruba, junto a una gran directiva compuesta por alrededor de diez dirigentes: “Teniendo a Daniel y una buena camada dirigencial, tenemos nuestra Personalidad Jurídica hace tres años más o menos. Somos un club social con todo legal, en donde también nos preocupamos por nuestra gente de manera interna, saber de la salud, la parte económica y todo eso. Además, tenemos como sueño formar una escuelita de fútbol para niños con bajos recursos; tenemos la base de que muchos jugadores de la Junior son estudiantes y profesores de Preparación y Educación Física respectivamente, entonces queremos implementar el deporte y el fútbol”, señala Cristian, mientras que Eduardo también destaca el gran trabajo de la dirigencia: “Debemos hacerle un gran reconocimiento a Daniel Benavides, porque él le dio a Suruba ese toque que le faltaba y nos llevaron a ser lo que hoy somos”, afirma.

Fue gracias a Daniel Benavides que Cristian Salfate llegó a Suruba, ya que ambos tienen una gran amistad fuera de la cancha, y con el fin de cooperar, en un asado entre amigos, fue que Cristian se ofreció a ser parte del club, convirtiéndose en la actualidad como uno de los pilares en la estructura de Suruba: “Nos gusta apoyar a la gente, nos preocupamos que a nadie le falte nada, que si uno tiene un problema, ahí estamos nosotros. Esas cosas nos hacen especial fuera de la cancha y siempre ha sido así. Hay mucha gente que está entregada al club, un ejemplo son los fundadores que aún están, tales como Eduardo Fuentes, Estelios Drakoulakis, Gustavo Lema, entre otros, sumado a los actuales jugadores que se fueron sumando en el camino y encontraron un sentido de pertenencia con el club. Incluso, los hijos de los más antiguos están también en Junior, y eso llama mucho la atención, jóvenes que venían de niños y que hoy estén muy ligados al quipo”, nos relata Cristian.

A pesar de la contingencia, Suruba sigue activo vía remota, entrenando por una parte los jugadores, y por otra, las reuniones mensuales de la directiva no han parado con el fin de apoyar y mejorar de aquí al regreso del fútbol, todo esto en base al orden y la organización: “La disciplina es un tema que recalcamos mucho, porque creemos que eso vale más que ganar un partido. Tratamos de poner en práctica la disciplina sobre todo en los jóvenes que suelen ser más impulsivos, hay que estar ahí encima con ellos”, nos cuenta Cristian Salfate.

Edu “El Mágico” Fuentes, como lo apodan en el club, se toma con humor y cautela esta situación: “Juego en la Súper y en la Golden, y solo en un grado es verdad lo del apodo, en otro no tanto. Hoy juego más de volante ofensivo, de creador, me gusta más ese puesto que la delantera”, nos dice entre risas. Además, tuvo palabras para señalar cómo es la relación del club con Liga Internacional: “Ha sido excelente, una de las cosas que nos gustó de entrada fue el ambiente. A mí me gustó demasiado por la tranquilidad que hay, por la seriedad de la gente. Acá no hay peleas ni discriminación, eso le hace bien a la armonía y a la comunidad”.

El 2019 fue un año de balances positivos: en la serie Golden fueron campeones en el Apertura y lograron un tercer lugar en el Clausura, mientras que en la Junior se consagraron como campeones de la Copa de Oro del segundo semestre: “Hemos tenido buenos logros en las tres series, en todas hemos sido campeones”, dice Salfate, quien destaca que la categoría más joven ganó por su buen juego, orden, coraje y garra. Además, explicó por qué la Golden no pudo obtener el bicampeonato, y fue debido a la ayuda que brindaron a la serie Súper: “En Golden estuvimos ahí mano a mano, lo perdimos prácticamente en las últimas fechas, y creo que también fue en base al cansancio. Había gente que jugaba tanto en Súper y Golden, entonces el trabajo que estamos haciendo para este año es tener en definitivo jugadores para cada una de estas series y que no jueguen en las dos, así evitamos cansancio y lesiones”, afirma.

La serie Súper terminó en décimo lugar, muy bajo para lo que eran sus aspiraciones: “Tuvimos un tema de compromiso de muchos de nosotros, perdimos tres o cuatro partidos seguidos, pedimos ayuda a la serie Golden para completar el once, eso hizo que la moral de muchos jugadores bajara, y en una serie tan competitiva como la Súper, eso no puede pasar y hay que mejorar”, nos dice Eduardo Fuentes, figura del equipo, y agrega que: “Este tema se ha planteado; gente que no tiene compromiso, no va a seguir porque independiente de todo, aquí hay lealtad con el compañero. Se tomaron las medidas pertinentes para que esto no pase en ninguna de las series”.

Entre los objetivos pactados que hay en Suruba de cara al anhelado retorno, para Fuentes, es estar entre los tres mejores como mínimo: “El ideal es quedar siempre en el podio, ese es el objetivo por el que se juega, y si no se consigue, solo hay que seguir trabajando”. Mientras que Salfate se anima con algo sólido en pos del club en general: “Queremos colocar un técnico y ayudante por serie para manejar el tema de los jugadores porque dos cabezas piensan mejor que una. Ese era el objetivo para el año 2020, pero como no sabemos muy bien cómo va a ser el sistema de campeonato ahora, estamos a la espera de algo. Pero queremos seguir dándole fuerza al club, estamos bien empoderados”.

Tanto Cristian Salfate como Eduardo Fuentes hacen hinca pie al cariño y compromiso que hay por el club. Para el Coordinador de Suruba, el equipo no es solo de los jugadores, sino también, de las familias, de las esposas, hijos, hijas y nietos; mientras que “El Mágico” se sigue proyectando unos años más para seguir jugando, pero afirma que cuando ya no pueda estar en la cancha, estará desde afuera apoyando.

Los sentimientos que hay entre ambos artífices del club son muy grandes y firmes. Fuentes señala que: “Es parte de mi familia. En minutos que necesité amigos, ahí estaban. Cuando necesité apoyo moral con un abrazo o una palabra, ahí estaban. Para mí, y para la gran mayoría, es parte de nuestras familias. Suruba es nuestra rutina, porque no es solo los domingos, es toda la semana”, y Salfate lo engloba como una pasión muy entrañable: “Es como mi segunda mujer, es la amante de uno. Es cuando vas a estar con toda la gente con la que te quieres tomar una copita de vino o una cerveza después de disfrutar un partido, independiente si se gana, pierde o empata, pero disfrutas con la gente que quieres estar los domingos. Suruba es familia, es amistad, pasión, fiesta, alegría. Suruba es todo”.

Disciplina, unión, compañerismo, compromiso, cariño e historia son algunos de los valores que se le pueden tildar a Suruba, un club que hace 18 años ha estado fielmente ligada a nuestra Liga Internacional, y que no hay duda que los logros y copas que han tenido en el pasado, no serán los últimos, porque detrás de la gran dirigencia encabezada por Daniel Benavides, apoyada firmemente por Cristian Salfate, y con el plus de jugadores históricos como Eduardo Fuentes, hay una familia que domingo a domingo se esfuerza por mejorar, por crecer y por ganar.

Deja un comentario

Cerrar menú