IFL

“DÉJALO TODO, CARAJO, QUE ESTO ES HATTRICK”

“DÉJALO TODO, CARAJO, QUE ESTO ES HATTRICK”

Dentro de los positivos resultados que han obtenido durante el último tiempo, Hattrick ha sido un equipo que se ha encargado de siempre mantener la iniciativa de hacer cosas nuevas, no por nada tiene casi quince años de existencia, y es por ello que a diferencia de otros equipos de nuestra Liga Internacional, el club verde tiene un símbolo que los identifica más que al resto.

No es solo la clásica camiseta verde salvaje o el escudo con su nombre que muy bien representan sus jugadores; se trata de una frase que llama la atención de cualquier futbolero por la sencillez, pero a la vez por la pasión que transmite. Una frase que esconde una historia que muy pocos se imaginarían, pero que vale la pena conocer: “Déjalo todo, carajo, que esto es Hattrick”, tienen estampado alguno de sus dirigentes, jugadores e hinchas como una insignia que es más fuerte que cualquier otra cosa.

Raúl Acevedo, presidente de Hattrick, en esta costumbre de innovar cosas, propuso la idea de que se podrían mandar a hacer camisetas con alguna frase futbolística para el club. “La pelota no se mancha”, del astro argentino Diego Armando Maradona era una de las candidatas en primera instancia, sin embargo, no era auténtica para los chicos de verde, no era algo creado por ellos.

Hattrick es un club que fuera de la Liga Internacional mantiene una unión que no se aprecia en otros lados; todos los años realizan un paseo como club donde comparten los jugadores con sus respectivas familias, las esposas tienen sus propio grupo de WhatsApp llamado “Las Hattrickeras”, y debido a la antigüedad del equipo, se ha logrado unir distintas generaciones. Por ejemplo, destacó Raúl Acevedo, hay jugadores en las categorías adultas que tienen hijos jugando en las series más juveniles. De hecho, el mismo presidente tiene a su hijo con todo el ADN verde: “Mi hijo me acompañaba a ver a Hattrick con cinco años, y ahora tiene 17. Quiere puro jugar por Hattrick, pero todavía no se puede. Los niños tienen su camiseta del equipo y es en sus familias que los jugadores logran transmitir el concepto de Hattrick”.

Es por todo esto, que la frase a escoger tenía que ser especial, auténtica y que reflejara la unidad, amistad, respeto y lealtad que existe en Hattrick. Hace unos años, el cuadro verde vivió uno de los momentos más tristes y lamentables desde su existencia, y fue la muerte inesperada de Mauro Urbina, jugador histórico y capitán del club, y una de las muchas cosas especiales que él tenía, era la frase “Dale, carajo” como muletilla: “Decía esa frase para todo, siempre andaba con ella para todos lados”, señaló Acevedo.

A esta pequeña frase, se le sumó una que tenía el club desde sus inicios cuando partieron jugando futbolito en un lienzo que decía: “Déjalo todo que esto es Hattrick”. Se mezclaron estas dos frases y quedaron tres versiones, pero se votó y se rescató la opinión de todos los integrantes del equipo, y se llegó al acuerdo de que “Déjalo todo, carajo, que esto es Hattrick”, sería la insignia que tanto buscaban.

Identificación, garra, y un eterno recuerdo es lo que simboliza esta combinación de palabras que calan hondo en el corazón de cada jugador que se pone esa camiseta verde, esa misma que utilizó alguna vez el querido Mauro, y que en esa frase, su legado se mantiene intacto y vivo cada domingo en cada serie que sale a la cancha y que en la mente de cada hombre está permanente grabado “Déjalo todo, carajo, que esto es Hattrick”.

Deja un comentario

Cerrar menú