IFL

FOCO MÍTICO FC

FOCO MÍTICO FC

“Mítico”, según la Real Academia de la Lengua Española, lo define como: perteneciente o relativo al mito, la cual, por su parte, la misma institución cultural, entre sus significados, lo toma como una narración o historia maravillosa situada fuera del tiempo y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. A partir de este término, un pequeño grupo de amigos decidieron, a fines del 2021, formalizar un proyecto que reuniría a los “amigos de los amigos” para formar un núcleo dinámico, fuerte, aguerrido, legendario y, valga la redundancia, mítico.

El cuadro de Mítico FC de la categoría Super Senior, en la serie Pro actualmente, es un equipo joven con menos de un año de historia y que hicieron su debut oficial en Liga Internacional IFL en este Apertura 2022, y su nacimiento se produce por la unión entre Iván González, Christian Garrido, Alex Soto, Carlos Robles y Rodrigo Rojas, nombres entre los cuales, algunos, participaron anteriormente en distintos clubes de nuestra competencia, pero que en esta ocasión se juntaron para iniciar un proyecto importante. Robles, actual representante del club, amigo durante muchos años de Garrido y Rojas, siempre tuvo la idea y sueño de formar un equipo, algo que en su momento lo manifestó, recibiendo el apoyo de Christian y Rodrigo, además del complemento que fueron González y Soto; de esta forma se concretaron las bases e inició Mítico FC.

En relación con este llamativo nombre, el significado es simple, ya que simboliza la historia de cada uno de los que compone este grupo -idea de Iván González- pero que Alex Soto nos la explica más a fondo: “Al tener relación con Liga Internacional, buscamos el nombre de un país para seguir la secuencia, obtener financiamiento en alguna embajada, algo por el estilo. Pero llegamos a ‘Mítico’ porque viene de ‘mito’, ‘leyenda’, de historias y grandes proezas, etc.” y añade: “Es por ello, que en la interna con nuestras tallas y la historia que ha vivido cada uno, todos somos leyendas en lo que hemos hecho, marcamos hitos en nuestro día a día, de ahí nace este nombre”, nos dice Alex.

Pero no se detiene solamente en el nombre, ya que, en su insignia, donde figura el casco de un soldado romano, indica: “Viene del Dios Ares, Dios de la Guerra y la Lucha, algo que va con nuestras características cuando se va a disputar un partido, en el sentido de que somos buenos jugadores de fútbol y buenas personas. En cada partido queremos ganar, no solo vamos a jugar y disfrutar, y a veces nos enojamos porque nuestra ansia en la cancha es esa, siempre ganar”, afirma.

Hay que recalcar que en la base de jugadores que compone este plantel no muchos se conocían entre sí, ya que fue la formación de amigos de amigos entre los cinco fundadores, por lo que hay un aprendizaje en el ámbito futbolístico y personal. Carlos sabe que es un trabajo difícil de llevar y así lo aclara: “Es complicado manejar la administración de un equipo, son muchas personalidades distintas y se hace complejo cuando se vienen recién conociendo. Este club, en su mayoría, eran amigos nuestros con Garrido en Maipú, Rodrigo Rojas trajo otro grupo más y yo, aparte, traje otro grupito más de jugadores, e Iván también llevó otro lote de amigos. Nos ha costado hacer que ellos se afiaten, pero estamos haciendo un trabajo con Christian para hacer que se junten, tengamos asaditos y compartamos una cerveza después del partido”, señala.

Algo similar señala Alex, pero apunta más hacia el lado futbolístico: “La interna está en construcción todavía porque somos amigos de amigos, pero sea como sea nos hemos visto jugar al menos una vez, todos sabemos cuánto juega el otro. El tema es que juntos nunca hemos jugado, y eso es lo que hay que seguir puliendo; yo creo que Mítico marca la diferencia con eso, de entrar a ganar”.

En un principio, los resultados de Mítico en la cancha estaban siendo sobresalientes y peleando puestos de avanzada, sin embargo, en el camino, han caído en una irregularidad que partió con la salida de su DT por motivos personales, además de lesiones y bajas físicas de algunos jugadores, algo en lo que ya se está trabajando: “Ahora estamos con un profesor de Educación Física tratando de hacer un grupo para entrenar martes y jueves para que la gente esté más preparada, porque claramente después de los 40 años no es fácil hacerlo. Se les está pidiendo que trabajen esa parte, muchos hacen ejercicios y otros ya están yendo al nutricionista”, nos dice Carlos, y nos da una tremenda autocrítica: “Yo conocía la Liga Internacional, y pensé que estando en Super Senior no iba a ser tan complicado, pero nos dimos cuenta de que llegan a ser más competitivos que los mismos Senior porque se preocupan de su físico y lo trabajan”, y agrega: “Nosotros teníamos gente que venía sin jugar y hacía un sobresfuerzo porque se encontraron con una Liga muy competitiva, y eso hizo que se empezaran a lesionar y a desgarrarse”, señala Robles.

Ante esta situación, Carlos y sus amigos no bajan los brazos, y nos explica que si bien la baja anímica y física aún está, es una etapa que deben superar porque esto va más allá: “Para mí, Mítico FC es un proyecto de vida, yo quiero que esto trascienda, que después tengamos tres o cuatro series, quiero programarme y organizarme para que este equipo se vuelva una institución en Liga Internacional IFL como lo es Olimpo, Húsares, Libanés, etc., donde siempre se ve que están juntos haciendo un asado. Quiero ese equipo donde, con mis amigos, estemos alineados siempre”, y resalta el valor familiar que hay de por medio: “Todos tenemos hijos de 10 y 12 años, entonces decimos que cuando estemos en la Golden, nuestros hijos podrán formar la serie Junior. Eso es lo que quiero, que se unan las familias, que sigan yendo a la cancha y que se haga una sola, pero también, ser protagonistas de cada una de las series que tengamos, no caer en la irregularidad y estar siempre arriba, pero hay que trabajar harto”, cierra.

Para terminar su narración, Carlos menciona el valor de Liga Internacional IFL para él y su equipo: “Creo que entramos a una liga donde todos compiten y son muy ordenados, hay buenas canchas, la gente llega y se reúne, comparte, se discute, pero todos nos damos la mano y compartimos con el rival. Creo que eso se espera de una liga, y creo que esta es la Liga donde merecemos estar”, dice.

Finalmente, Alex Soto deja una reflexión de lo que se ha ido convirtiendo este grupo de “amigos de amigos”, como se mencionó durante el relato, y lo que significa para todos los que componen este plantel: “Van a seguir existiendo diferencias por un tema de aprendizaje, pero el jugador de Mítico FC tiene que sobrellevar eso, hay sobreponerse como en todas las dificultades que ha tenido cada uno en su vida y entender que esto es fútbol, es compartir, es vivir, es una pasión, y en base a eso, queremos ganar todos los domingos. Tenemos que construir algo bueno, no solamente para una persona, es para todo el grupo, y cuando me refiero a ‘grupo’, es la familia”, cerró.

Un equipo nuevo y que ha debutado por primera vez en una liga haciendo tremendos partidos, convirtiéndose en un rival complicado, con jerarquía y capacidad de sobreponerse. En paralelo, hay un proyecto ambicioso, enorme y duradero, que pretende reunir a los jugadores, amigos, desconocidos y familia, para crecer en base al sueño institucional y que este no sea solo un plantel, sino, un Club Deportivo, recreando lo bonito que hay en este deporte y lo mucho que se puede aprender afuera de la cancha. Y para concluir, en lo valórico, el peso del nombre y su escudo se hace pronunciar domingo a domingo, y es que convertirse en “leyenda” es solo para algunos, se requiere de gestas históricas, de proezas; pero ser “mítico”, va más allá, es algo que queda fuera del tiempo, incluso de la realidad, y es un hecho que este grupo se está animando y trabajando para concretarlo, creen que pueden lograrlo, y si se aferran a aquello, es muy probable que lo hagan.

Deja un comentario

Cerrar menú